martes, 17 de octubre de 2017

DE CACHETES Y ENFERMERAS SINVERGÜENZAS

El miércoles fui a mi Centro de Salud a ponerle a bebé pingüino la vacuna de los 18 meses. Como ya he comentado en alguna ocasión, está en una fase de rabietas importantes y su comportamiento a veces no es bueno. Cuando le da por portarse mal, da igual donde estemos: en casa, en la calle o, como el miércoles, en el Centro de Salud.


Cuando entramos en la consulta de la enfermera, bebé pingüino gritaba, quería cogerlo todo y no quería que yo lo tuviera en brazos. Mientras ella preparaba la inyección me preguntó si estaba así todo el día. Le dije que últimamente sí y medio en broma me preguntó si sabía cuál era la solución para ese tipo de comportamientos. Le dije que no. Y ella me respondío haciendo con la mano el gesto de pegar.

Y digo medio en broma porque no puedo creer que una profesional me diga, en serio, que debo pegar a mi hijo para que se comporte bien. Aún así, este es un tema con el que no se debe ni bromear.

¿Cuál fue mi respuesta? Os preguntaréis. Ninguna. No. Lo cierto es que me quedé helada y un poco descolocada con eso. Porque jamás pensé que una profesional de ningún tipo me dijese algo así. Yo soy maestra, trabajo con niños y he visto de todo, pero jamás se me ocurriría decirle a una madre cómo debe educar a sus hijos y mucho menos pegarles para ello.

El miércoles, tras salir de la consulta, lo puse en Twitter y muchos me contestásteis indignados con la situación, con las cosas que vosotroso hubiérais dicho, que hubiérais puesto una reclamación y pedido cambio de enfermera. En este caso no puedo porque no es mi enfermera habitual, ni la de mi hijo. Tenemos asignados un enfermero mucho menos entrometido y bastante más amable, pero a veces se rotan y ayer, creo, fue la primera vez que nos atendió ella.


A posteriori todo es más fácil y ahora se me ocurren muchas cosas que decirle, pero como digo, en aquel momento me quedé bloqueada y no supe qué decir.

No comparto en absoluto que deba pegar a mi hijo un cachete para lograr que se porte bien. Mi hijo tiene 18 meses, es un niño que está dejando de ser un bebé. Está aprendiendo, explorando y buscando sus límites. Yo soy la única responsable en reconducirlo y hacer que sea una buena persona, pero eso no lo voy a lograr gracias a "un cachete a tiempo". No es esa la forma en que quiero educarlo. Y sí, a todos nos puede pasar fruto del estrés, la ansiedad o los estragos de la maternidad/paternidad, y en un momento puntual podemos explotar, reaccionar así y darle un cachete a nuestros hijos. Es algo que no está justificado de ninguna de las maneras pero nadie está libre de ello. Aún así, llevarlo a cabo como tónica habitual, no. Ni lo comparto ni lo entiendo.

Aunque, por supuesto, no voy a meterme en la forma de educar de cada padre o madre. Bastante tengo yo con mis cosas, y de igual forma que no me gusta que me juzguen como madre ni me digan cómo debo educar a mi hijo, yo intento no juzgar ni meterme en la forma de educar de nadie, aunque sus ideas sean contrarias a las mias. El respeto está por encima de todo. 

Me molesta y me entristece encontrarme con una profesional que me diga eso. Yo soy una persona que tiene clara las cosas, sé cómo quiero educar a mis hijos, las cosas que quiero y puedo hacer y las que, bajo ningún concepto, quiero llegar a hacer. Pero puede que mañana esta situación se repita con otros padres que, haciendo caso a lo que le dice alguien a quien se considera una profesional, crean y se convenzan en que tiene razón y que para que su hijo madure y se enderece deben darle algún cachete a tiempo. 

La violencia no está justificada e incitar a ella tampoco. Y mucho menos cuando estamos hablando de bebés y niños pequeños. Creo que cada uno, como madres y padres, hacemos con nuestros hijos las cosas de la mejor forma que sabemos o que podemos, y no debe venir nadie, ni nosotros permitirlo, a darnos lecciones y decirnos cómo debemos hacer para que nuestros hijos sean de tal o cual forma, por muy profesional que sea o por mucha experiencia que tenga.

Si te pasa igual que a mi, reacciona, habla y di todo aquello que yo no supe decir, pero no permitas que nadie, absolutamente nadie, te diga cómo debes educar a tu hijo, y mucho menos así.

- - - -

¿Vosotros os habéis encontrado con alguna situación similar? ¿Qué pasó? ¿Os quedásteis en blanco como yo o supísteis reaccionar a tiempo?

20 comentarios:

  1. Sinceramente creo que la enfermera estuvo desafortunada. Primero porque no creo que tengas confianza con ella para que te diga eso y segundo porque ella no está ahí para opinar está ahí para vacunar y curar a tu pequeño. He de decir que tengo una niña con el mismo tiempo de bebé pingüino y a veces me saca de quicio. No es una niña de rabietas, es caprichosa y mimosa pero no suele formar espéctaculos, eso sí tiene una mano que madre mía, la saca a pasear cada vez que quiere. Es verdad que a veces me saca de quicio y tengo que gritarle porque no me hace caso, y aunque digan que esos no son formas de educar a un niño, que me expliquen a mi como a una criatura de 18 meses les haces tú entender sin ponerte autoritaria (no dando cachetes obviamente) que eso no se hace. Te entiendo y te apoyo, yo seguramente le hubiese comentado de una manera bastante borde, eso sí, a veces es mejor que pase lo que a tí, así no metes la pata y luego no tienes que arrepentirte. Un besazo bonita

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo contigo, confianza con ella ninguna. Y como digo en el post, que cada cual eduque a su hijo como crea que debe hacerlo pero que no se meta en la forma de educar de los demás. Es cierto que con niños tan peques estamos un poco perdidas porque no razonan ni hacen caso pero supongo que poco a poco la cosa irá mejorando! Un abrazo cariño!

      Eliminar
  2. Me indignó profundamente cuando lo leí en twitter y me indigno al leerte un montón, no entiendo que una profesional diga eso, como dices hay padres que se lo pueden tomar en serio viniendo de personal sanitario... En fin, suerte que no es tu enfermera habitual...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, de hecho si lo fuera hubiera pedido cambio. No me entra en la cabeza que alguien así te diga cómo educar a mi hijo y mucho menos de esa forma!

      Eliminar
  3. Bueno sabes lo que pienso, me indigna siendo del mismo gremio, me entristece, quiero creer que se quiso hacer la graciosa, con muy poca gracia, pero si lo cree pfffff que mejor siga haciendo solo lo se le toca y se guarde sus consejos para su casa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, desde luego hay mucha diferencia entre unas profesionales y otras. Yo también quiero creer que lo dijo de broma y, es más, creo que así fue, pero también creo que es un tema con el que no se tiene ni que bromear. Suerte que me lo dijo a mí que se que esa no es la forma más adeudada de educar y, desde luego, no es la forma en que yo quiero hacerlo. Gracias por comentar!

      Eliminar
  4. Yo me hubiese quedado en blanco igual, y aunque ella no debía ni insinuar semejante conducta... está claro que aquí la única que puede opinar eres tú, su madre. Oídos sordos, afortunadamente no es quien tendrá que atenderlo otra vez.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Exacto. Es que luego, cuando pasa el tiempo, te vienen mil cosas a la cabeza, pero en el momento no reaccionas.

      Eliminar
  5. Como ya te dije en su día, me parece muy muy muy fuerte!!! Nadie debe decir eso pero mucho menos una profesional de la medicina. Yo creo que hubiese reaccionado igual que tu, me suelo quedar en blanco.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues menudas dos, eh? Tengo que aprender a reaccionar y decir las cosas en el momento porque luego me dan muchas ganas pero ya es tarde.

      Eliminar
  6. Terrible :( yo probablemente me habría quedado en blanco y sin palabras también; porque NO TE ESPERAS TAL BURRADA! Pero si, es para luego con la calma hacer un post del centro y poner una queja :( muchos ánimos con los 18 meses, mucha paciencia, si entienden mucho más de lo que creemos y todo lo que siembres de respeto y educación lo recogerás luego :))

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Exacto! Eso es lo que me pasó. Me quedé pensando "¿De verdad me ha dicho esto?" y no supe cómo reaccionar. Luego en frío se me ocurren mil cosas pero claro, ya tarde. Muchas gracias cariño!

      Eliminar
  7. Normal que te quedaras en shock, nadie se espera eso de una enfermera, qué se supone vela por el bienestar de tu hijo. Telita con el cachete, la normalidad que se le da, una pena!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, la gente lo ve como algo normal y yo no lo entiendo. Que cada padre haga con sus hijos lo que crea que es mejor, vale, pero que no lo generalicen así! Un cachete no es solución a nada.

      Eliminar
  8. Yo no me corto un pelo, contesto, o si mi hijo se ha calmado, se lo explico y que me escuchen. "Esta señora dice que te pegue. ¿Nos vamos y que se pegue sola?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja, desde luego que tenía que haberle dicho algo así. No sé porqué nos bloqueamos en este tipo de circunstancias.

      Eliminar
  9. Desde luego la enfermera se extralimita de sus funciones, cuando quieras consejos de salud que hable, los de educación mejor se los guarde para su entorno y quién los quiera escuchar. Yo haría como tú, no contestaría porque entrar en discusiones absurdas que no llegarán a nada es una total pérdida de tiempo. Mejor ignorar a personas así y seguir con lo que crees mejor para tu hijo.
    Un saludete!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, pienso igual que tú. Suerte que no tengo que tratar con ella de forma habitual pq no es nuestra enfermera pero fastidia que hablen así a la ligera. Es como si yo impongo que portee o haga colecho pq es mi forma de criar, pues no! Gracias por comentar!

      Eliminar
  10. Esto es apenas él reflejo de toda JNA sociedad, miles de personas que van y vienen con mil opiniones, ilustrados y doctos de todos los asuntos, unos sabiondos de cuidado... Empiezan desde él minuto 0 en que nace él niño y están hasta.... Ah, espera...¿es que no se van nunca? 😂😂😂 es increíble. Lo vi en tu twitter la semana pasada, y me sigue indignando igualmente ahora. En fin. Que se les va hacer... No vale ni la pena comerse la cabeza, ni amargarse con ello, o tendrás que amargarte con medio mundo...y luego, ¿contestar para qué? Para enseñarle al pingüino un gesto, una contesta que luego no quieres que él dé?? Naaah, olvidarlo, hay 'cosas' que se merecen lo que se merecen, un bledo. Un besito guapa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu respuesta cariño. Lo cierto es que tienes toda la razón. Para qué amargarse con algo así. Lo mejor es ignorar y ya está. Un abrazo!

      Eliminar

Al dejar un comentario en este post das tu consentimiento para el almacenamiento y gestión de tus datos por parte de Andrea Sánchez, responsable de Las aventuras de bebé pingüino, cuya única finalidad es gestionar los comentarios que realizas en este blog. Los datos que facilitas estarán ubicados en los servidores de Blogger (operador de web) y no serán utilizados para ningún tipo de uso comercial ni publicitario. Podrás ejercer tu derecho a modificar o eliminar tus datos enviando un email a: lasaventurasdebebepinguino@gmail.com

No olvides leer la Política de Privacidad, Aviso Legal y Política de Cookies de este sitio web para consultar todo lo relativo a Protección de Datos e información adicional (lo puedes encontrar en la parte inferior del blog)

¡Anímate a comentar! Me hará mucha ilusión leerte.