viernes, 13 de noviembre de 2015

BÚSQUEDA DE CLÍNICA PRIVADA (2ª PARTE)

Como ya os comenté aquí, busqué y rebusqué en todas las clínicas privadas de la ciudad donde vivo. De todas las que había visité 4, las que más me convencían puesto que había otras que, a pesar de su fama, no me inspiraban confianza y para mi eso era muy importante. Me encontraba en dudas entre dos, la Clínica 2 y la Clínica 4. Ambas del mismo estilo pero con dos médicos que me parecían muy profesionales. Sin embargo, antes de tomar la decisión final, me decidí a visitar otra clínica más.

Esta clínica, como os conté, no me pillaba muy cerca de casa sino a 2 horas en coche ya que está en Málaga. Es decir, tenía que hacer 4 horas de viaje, entre ida y vuelta. Pero la curiosidad me podía. Tenía varias amigas, de un grupo de mamás solteras, que habían ido allí porque son malagueñas y me hablaban maravillas de la clínica en general. Unas se habían quedado en la primera IAD, otras en la segunda, otras más tarde, alguna había tenido que ir a FIV... Pensé que por probar no perdía nada. Una de ellas me insistió en que pidiese cita con su doctor, un hombre serio pero muy profesional. Me convenció y les mandé un email. Me mandaron un informe muy detallado. No sólo incluía el precio sino también explicaban el procedimiento, las técnicas adicionales que se podían aplicar, la forma de financiar... Muy completo.

-Presupuesto IAD: 500€ (menos un 10% de descuento por tener el carnet de Masola). Muestra del donante: 250€. No incluída medicación.

-Presupuesto FIV: 3500€ (menos un 10% de descuento por tener el carnet de Masola). Muestra del donante: 250€. No incluída medicación. Congelación embriones: 500€ (1 año). Transferencias posteriores: 1000€.

Llamé y pedí cita. La recepcionista fue muy amable, me preguntó un poco por mi historial y me pidió que llevara todo lo que tuviera de pruebas y demás. Le pregunté si la cita podía ser con ese médico y me dijo que sin problema. Tampoco tuvo ningún problema en buscarme un horario que me resultase cómodo para no ir muy apurada con el coche. Lo bueno de esta clínica es que era una clínica exclusiva en reproducción, también tenían ginecología y otros servicios relacionados como ecografías emocionales. Estaba todo en el mismo centro y el horario era semanal, de lunes a domingo, mañanas y tardes. Incluso abrían en festivos! Los médicos de allí trabajaban allí exclusivamente lo cual era un gran punto a favor.

El día de la cita llegó y la verdad es que estaba nerviosa. Nada más entrar ya me gustó. Eso sí era una clínica. Estaba muy bien organizada, limpia y luminosa. Todas las recepcionistas eran muy agradables. Lo primero que me dieron fue un papel en donde tenía que rellenar mis datos personales y me pasaron a la sala de espera. Poco después vino una enfermera a por mí y me llevó a la consulta donde estaba el médico. Como me había comentado mi amiga, se le veía muy serio pero también muy profesional.

Me dejó hablar y le conté un poco todo de forma resumida. Las pruebas que me habían hecho, los tratamientos a los que me había sometido. Se quedó sorprendido de que fuera desde la ciudad donde vivo habiéndo allí tantas clínicas, le dije que me habían hablado muy bien de la clínica y en especial de él. Me pidió mis pruebas médicas y todo lo que me hubieran hecho en la Seguridad Social. Cosa que me sorprendió gratamente porque en las otras clínicas no me lo pidieron, a pesar de que yo siempre iba con mi carpeta bien preparada.

Lo primero que le comenté es que iba por FIV. Él no puso pegas. Pero cuando vio mi historial de la Seguridad Social me planteó el hacerme, al menos, otras 2 IAD más. Me dejó helada porque no me lo esperaba. Era una opción que tenía ya descartada. Él fue sincero conmigo. Me dijo que por un lado estaba el tema de mi edad (tenía 27 años cuando llegué allí) y me dijo que mis problemas (trompa derecha obstruída y ovarios poliquísticos) no tenían porqué impedir un embarazo a través de IAD, que no tenía ninguna enfermedad grave. En el caso de la trompa obstruida teniendo folículos en la otra era suficiente y con el tema de los ovarios poliquísisticos me dijo que me daría una medicación que haría que mejorase en eso también. Cosa que nunca me plantearon en la Seguridad Social.

Al mirar las IAD que me había hecho en la Seguridad Social me dijo que había 2 que él no hubiera hecho. La 2ª IAD, ya que el folículo era demasiado grande, 25mm, y deberían estar en torno a 18-20mm aproximadamente porque sino pueden ser demasiado grandes y estar "pasados" (además hay que tener en cuenta que desde el último control hasta que ovulas los folículos siguen creciendo algo, con lo cual pueden aumentar varios mm más). Lógicamente tampoco me hubiera hecho la 3ª IAD, no sólo por el tema de la trompa obstruída, sino también porque el folículo era de 23mm y estamos en las mismas. Esto no quiere decir que una mujer que tenga esos tamaños no se quede embarazada pero según él en una IAD hay que ir más a lo seguro, controlarlo todo más. Me comentó que por lo que él veía en mis papeles en la Seguridad Social no me habían personalizado los tratamientos (cosa que ya imaginaba). Él me dijo que yo podía hacer lo que yo quisiera. Pero que veía una tontería que tuviera que pasar por lo que implica una FIV (quirófano, anestesia, punción, muchas más hormonas...) cuando no tenía porqué ser necesario, además del coste económico que suponía. Me volvío a repetir que me recomendaba unas 2 IAD más, que habría que intentar conseguir 2-3 folículos en el ovario de la trompa buena y para eso había que jugar un poco con la medicación y no ser tan lineales como habían sido en la Seguridad Social, sino que había que arriesgar un poquito. Se quedó soprendido cuando le dije que en la Seguridad Social no me habían mirado si había ovulado y tampoco me miraban el endometrio. Creo que ni me creyó porque me dijo que eso no podía ser, que no era lógico.

También le comenté un tema que me preocupaba mucho y que es la menopausia precoz. Tengo dos días que con 28-30 años se les fue la regla. El resto de hermanas de mi madre han llegado a los 40 justitas. El médico me dijo que lo normal es que la regla duré hasta los 50 años aproximadamente. Me gustó porque le dió al tema la importancia que a mi me suponía. Era algo que me atormentaba desde bien joven. Me dijo que esas cosas eran aspectos que se podían heredar y transmitir entre familiares pero que no había manera de poder saber con seguridad si me pasaría a mi o no. Aún así le pareció algo importante a tener en cuenta. Y eso me gustó. Porque me hizo sentir comprendida.

Me dijo que lo primero que me iba a hacer era una eco para ver como estaba porque lo mismo era hablar por hablar, que lo principal era el estado de mi útero y mis ovarios. Me fui con la enfermera que me dió mi "trapo" que no tapa nada para la eco. El médico me preguntó si alguna vez me habían hecho algún control del pecho y le dije que no, así que le dijo a la enfermera que mejor me diera una bata (que tampoco tapa nada) porque me haría un control completo. Me hizo una ecografía y se detuvo bastante. Me dijo que estaba todo bien y que sí, que tenía ovarios poliquísticos (cada médico me decía una cosa!) pero que todo tenía buen aspecto. También me dijo que mi útero tenía forma de corazón. Le pregunté si era importante y me dijo que no, que era una forma como otra cualquiera. Me hizo una revisión en el pecho para ver si tenía algún nódulo o cosa extraña. Todo bien. Y para mi sorpresa me miró también el cuello. Todo correcto. Y encima gratis porque la primera consulta es gratuíta y todo ese control en un privado cuesta un dineral!

Me volví a sentar en la mesa y me volvió a decir que hiciera lo que yo considerase. Me dio una carpeta para FIV y otra para IAD. En ellas venía todo explicado: prodecimientos, precios, financiación... Y en la de FIV, además, también venía un consentimiento para la anestesia de la punción. Anotó mis rasgos físicos, grupo sanguíneo, estatura y peso y me dijo que buscarían un donante similar a mi. Me llama la atención que en la Seguridad Social me hubieran dejado elegir (aunque yo no lo hice) y en el privado no me dieron esa opción. En cualquier caso es algo que no me preocupa, es sólo como dato curioso. También me comentó que si me decidiese por FIV no me pondría más de un embrión por lo mismo, la edad. Y porque además tengo un alto porcentaje de éxito. Ya que según las estadísticas que ellos hacen todos los años de su clínica y según el tramo de edad que me corresponde (de 25-35 años) hay un 59% de éxito de conseguirlo en la primera transferencia embrionaria, pero dice que en estas estadísticas entran todas las mujeres de esa edad, con o sin problemas. Con lo cual yo, al no tener problemas graves que interfieran con FIV, tendría un porcentaje bastante superior. Me dijo que me haría protocolo largo: pastillas anticonceptivas + estimulación y punción. Y no me lo transferiría en ese ciclo sino que congelaría los embriones y lo pondría en ciclo natural posterior, ya que ésto añade un 10% más de éxito a lo comentado anteriormente.

Me dijo que me llevase las dos carpetas, que las leyera y me lo pensara. Y que si quería con la siguiente regla (Julio 2014) podía empezar sin problema. También me mandó que me repitiese las serologías porque las analíticas hormonales le valían. Y me pidió que fuese a mi hospital y pidiese que me pasasen en un CD las radiografías de la histerosalpingografía para que él pudiera comprobar cómo estaba la trompa obstruída, ya que me comentó que en ocasiones no es una obstrucción real.

Salí de allí encantada. Eso era lo que yo quería. Lo que yo sentía que buscaba. Ese flechazo del que os hablaba aquí. Y no tuve que pensarlo mucho más. Esa era la clínica de la que iba a salir con mi bebé en la barriga. Estaba segura.


(Leer 1ª parte)

6 comentarios:

  1. te sigo desde hace dias, quiero leer massssssssssss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por leerme! Esta semana estoy un poco desconectada pero la semana que viene se avecinan post muy interesantes!

      Eliminar
    2. gracias a ti por contestar! me hecho 6ias y a la espera de empezar fiv, esto quien no lo pasa no sabe lo que es, pero me alegra leer historias como la tuya y ver que es largo el camino pero lo conseguiste,un beso

      Eliminar
    3. Gracias a ti por comentar y leerme! Pues justo igual que yo. Me hice 6 IA y al final me quede en la primera FIV. Ojalá tengas la misma suerte que yo y te quedes tb a la primera! El camino es duro y puede que muy largo pero hay que luchar siempre!

      Eliminar
  2. Mira por donde, te conocía de IG y no sabía que tuvieses un blog!! Fallo mío. Ahora te sigo para no perderme nada :)
    Un beso enorme!

    ResponderEliminar

Al dejar un comentario en este post das tu consentimiento para el almacenamiento y gestión de tus datos por parte de Andrea Sánchez, responsable de Las aventuras de bebé pingüino, cuya única finalidad es gestionar los comentarios que realizas en este blog. Los datos que facilitas estarán ubicados en los servidores de Blogger (operador de web) y no serán utilizados para ningún tipo de uso comercial ni publicitario. Podrás ejercer tu derecho a modificar o eliminar tus datos enviando un email a: lasaventurasdebebepinguino@gmail.com

No olvides leer la Política de Privacidad, Aviso Legal y Política de Cookies de este sitio web para consultar todo lo relativo a Protección de Datos e información adicional (lo puedes encontrar en la parte inferior del blog)

¡Anímate a comentar! Me hará mucha ilusión leerte.